CAMBIOS ESTACIONALES.

Durante los meses de marzo, abril y mayo es habitual que se produzcan cambios de temperatura bruscos,pasando a veces del frío del invierno al calor veraniego. Cuando esto ocurre, nuestro cuerpo y sistema inmunológico tienen que adaptarse también.

18mar_mejorar_energeticosastenia_foto1

Todos los seres humanos, contamos con un sistema defensivo, el sistema inmunológico, que nos protege de los agentes dañinos para el organismo. Cuando la eficacia de este sistema defensivo disminuye, somos más vulnerables a padecer los ataques de esos agentes dañinos, entre ellos los virus causantes de los molestos catarros. El sistema inmunológico puede debilitarse a medida que envejecemos, pero también cuando nos alimentamos mal, no dormimos lo suficiente, llevamos una vida sedentaria o fumamos.

Lo más importante para evitar contraer ciertas patologías, es la prevención y puedes conseguirlo:

  • Alimentándote adecuadamente: Una dieta equilibrada refuerza el sistema inmunológico. Asegúrate de que tu dieta incluye todos los grupos de alimentos.
  • Realizando ejercicio físico (mínimo 30’/día). Diversos estudios han permitido comprobar que la práctica regular y moderada de ejercicio puede incrementar la resistencia del organismo ante la presencia de infecciones.
  • Mente. El causante de muchas patologías es el “estrés”. Dedícate tiempo para ti, en el que puedas realizar alguna actividad de ocio que te permita disfrutar (bailar, yoga, senderismo, cantar, etc.)
  • Descanso. Duerme y descansa mínimo 7 horas. El sueño debe ser reparador, que al levantarnos nos sintamos descansados.
  • Adaptándote a los cambios de temperatura: la buena circulación sanguínea de la piel permite al organismo adaptarse a las variaciones de la temperatura ambiente, siendo fundamental para evitar resfriados. Para eso es conveniente no abusar de las prendas de abrigo, realizar actividades al aire libre, baños de sol, ejercicio físico y todo lo que contribuya a mejorar la resistencia física.
  • Manteniendo hábitos de higiene personal, como lavarse las manos, taparse la nariz y la boca al toser o estornudar, no compartir cubiertos ni utensilios de carácter personal, con el fin de evitar contagios.
  • Evitando el tabaco: irrita las mucosas respiratorias, privándolas de sus defensas naturales, además de consumir un buen porcentaje de Vitamina C protectora.
  • Además,existen una serie de plantas medicinales que refuerzan las defensas naturales del organismo. La equinácea, el tomillo, el saúco o el regaliz son algunas de ellas.

 

 

Fuente: Soria Natural

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s