La importancia de la vitamina D

La vitamina D3 (Colecalciferol) es una vitamina liposoluble (es decir, se almacena en los tejidos grasos) y nuestro organismo sólo la produce de manera natural cuando tomamos el sol, aunque también puede obtenerse de ciertos alimentos o través de complementos alimenticios.

vitamina-d-n4b1cvfiksfym5o8vd4ciamabcjruzsrl8en3jrnde

No solamente las personas que viven en países con un menor número de horas solares pueden presentar carencia de esta vitamina. Por el contrario, nuestro modo de vida sedentario en el que pasamos la mayor parte de horas a cubierto en una oficina, fábrica o almacén, hace que no tengamos ocasión de recibir suficiente sol como para cubrir nuestras necesidades de esta vitamina.

Además, se añade el hecho de que para que pueda generarse, debemos tomar el sol sin protección solar, algo que casi nunca hacemos. Es posible hacerlo de forma segura si tomamos cada día 15 minutos de sol en brazos y cara, sin protección, pero o bien antes de las 12 de la mañana o bien después de las 5 de la tarde. Sin embargo, una vez más nuestro estilo de vida hace que estos horarios a los que podríamos tomar el sol de forma segura suelan estar dentro de nuestra jornada laboral y, por tanto, no podemos aprovecharlos. Por tanto, un complemento alimenticio a base de vitamina D3 puede resultar de ayuda en estos casos.

La vitamina D3 cumple muchísimas funciones en nuestro organismo aunque destaca porque:

  • Contribuye a aumentar la absorción de minerales importantes para los huesos como el Calcio, Magnesio y Fósforo.
  • Es esencial para la normal actividad muscular y para mantener el sistema nervioso en buen estado.

La mayor parte de alimentos que contienen vitamina D3 son de origen animal (lácteos, pescados, mariscos o huevos), lo cual suele suponer un problema para quienes siguen una dieta vegana o vegetariana. Si tomamos en cuenta que los complementos alimenticios de vitamina D3 también son de origen animal, parece que se cierran las opciones para personas que sigan estas dietas. Sin embargo, existe un complemento alimenticio apto para vegetarianos y veganos a base de Vitamina D3 que no contiene ningún alimento de origen animal, ya que, además de presentarse en cápsulas vegetales, la vitamina D3 está obtenida a base de plantas, concretamente de liquen y setas maitake.

AUTOR: EL GRANERO INTEGRAL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s