Hipo e hipertiroidismo: Síntomas y soluciones naturales

¿Qué es la tiroides?

La tiroides es una glándula del sistema endocrino con forma de mariposa, que se localiza en la parte delantera del cuello, sobre la tráquea. Su función es producir las hormonas tiroideas (T4 y T3).

tratamientos-alternativos-para-el-cancer-de-tiroides

La glándula tiroidea puede causar tanto un aumento como una pérdida de peso de manera injustificada. El tiroides es una glándula situada en la cara anterior del cuello responsable del metabolismo corporal. El tiroides puede alterarse tanto por exceso, lo que se conoce como hipertiroidismo, y por defecto, hipotiroidismo.

Los síntomas del hipertiroidismo son una aceleración de los ritmos fisiológicos. Aumenta el tránsito intestinal, pierden peso, tienen taquicardias y les aumenta la sudoración.

Por el contrario, el hipotiroidismo presenta una ganancia de peso injustificada, cansancio, piel seca, estreñimiento y baja temperatura corporal. En cuanto a la temperatura corporal si cualquier persona presenta una temperatura inferior a 36 grados podría estar frente a un problema de tiroides.

Hipotiroidismo significa que la su glándula de la tiroides no está produciendo suficiente hormona tiroidea para lo que el cuerpo necesita, mientras el hipertiroidismo significa que está produciendo demasiado.

Las hormonas tiroideas ayudan al organismo a utilizar y consumir la energía, a mantener la temperatura del cuerpo y a que los músculos y órganos como el cerebro y el corazón funcionen correctamente.

Las causas más comunes para los problemas de la tiroides son: estrés crónico, acumulación de toxicidad, deficiencia de yodo, acumulación de metales pesados, y varias condiciones autoinmunes.

¿Qué es el hipotiroidismo?

El hipotiroidismo es una disfunción que provoca que la glándula tiroides no produzca suficientes hormonas tiroideas, por lo que el cuerpo no puede seguir funcionando con normalidad y la actividad orgánica disminuye o se ralentiza.

Puede ser causado por condiciones como la enfermedad de Grave, que incrementa la producción de hormonas de la tiroides. Tiroiditis subaguda y adenomas tóxico también son condiciones que generan esto.

Aunque no tiene cura, es por regla general, una enfermedad fácil de controlar. Solo si se no se diagnostica y se deja sin tratar, se intensifican los síntomas derivados del hipotiroidismo y, en situaciones extremas, puede evolucionar a una hinchazón generalizada, insuficiencia cardíaca e insuficiencia respiratoria.
Existen dos tipos principales de hipotiroidismo, dependiendo de si el problema está en la propia glándula tiroidea o si está en la producción de las hormonas estimulantes de la tiroides (TSH, producida en la hipófisis y TRH, producida en el hipotálamo y que a su vez regula la producción de TSH en la hipófisis):

-Hipotiroidismo primario:es el más común –representa aproximadamente, el 95% de los casos y está causado por algún daño o alteración en la tiroides. Diversas enfermedades, la falta de yodo en los alimentos y el agua, o también su aporte excesivo, la toma de medicamentos y otras condiciones pueden dificultar su trabajo o llegar a dañar las células productoras de hormona tiroidea en la glándula misma.

-Hipotiroidismo central: representa el 5% de los casos de hipotiroidismo. La menor secreción de la hormona estimulante del tiroides (TSH) obedece a alteraciones en la hipófisis (hipotiroidismo secundario) o en el hipotálamo (hipotiroidismo terciario).

-Hipotiroidismo subclínico, se trata de un fallo leve en la glándula tiroidea . Ante estos casos, se suele mantener una actitud de observación y normalmente no se precisa  suplementar con hormona tiroidea externa, pero sí se realiaza un seguimiento periódico por parte del médico, quien decidirá cuándo conviene iniciar la medicación.

El hipotiroidismo puede estar producido por diversas causas:

  1. Enfermedades autoinmunes: la más habitual es una dolencia llamada tiroiditis de Hashimoto. Esta provoca que el sistema inmune, que protege el cuerpo contra infecciones extrañas, confunda las células tiroideas y sus enzimas con agentes invasores y las ataque.
  2. Tiroiditis: una dolencia causada por un problema en el sistema inmune o por una infección viral, que provoca una inflamación de la tiroides y, en consecuencia, que las hormonas tiroideas se liberen de forma repentina. Esto causa un hipertiroidismo de corta duración, que luego da paso al hipotiroidismo.
  3. Hipotiroidismo congénito (de nacimiento): aunque no es habitual, es la alteración endocrinológica más frecuente en recién nacidos. Sus causas son: el déficit de yodo y, en aquellos lugares con suficiente yodo, la  más común es nacer sin glándula tiroides o estar formada solo parcialmente o en un lugar incorrecto.
  4. Transitorias, entre las que se encuentran las tiroiditis después del parto. Algunas mujeres desarrollan hipotiroidismo durante o después del estado de gestación, ya que su organismo produce anticuerpos que atacan la glándula tiroides Por eso, precisan especial control y vigilancia por el endocrinólogo para el desarrollo adecuado del embarazo.
  5. Problemas o inflamación de la glándula pituitaria (hipófisis): un trastorno en esta glándula impide que produzca la suficiente cantidad de hormona TSH.
  6. Exceso o falta de yodo: el yodo es un mineral que usa el cuerpo para producir hormonas tiroideas. Por este motivo, y aunque es importante incluir sal yodada en nuestra dieta, debe tomarse con moderación.

Los síntomas del hipotiroidismo suelen aparecer poco a poco y tienden a desarrollarse de manera progresiva. Entre los más habituales se hallan:

  • Apatía, indiferencia o depresión.
  • Aumento de peso: debido a que las células queman menos energía.
  • Sequedad de la piel y cabello, con pelo y uñas frágiles y quebradizos.
  • Hallazgo de niveles de colesterol “malo” en una analítica general.
  • Cansancio y/o somnolencia.
  • Fallos en la memoria y menor capacidad de concentración.
  • Voz ronca y cara hinchada.
  • Estreñimiento.
  • Dolores y/o calambres musculares.
  • Hichazón y riguidez en las articulaciones.
  • En el caso de las mujeres, trastornos menstruales.

Es muy importante tratar el hipotiroidismo para que no lleve a presentar complicaciones tales como: bocio, aumento del colesterol en sangre, problemas de salud mental, reducción de la fertilidad en el casod e las mujeres, riesgo de padecer enfermedades coronarias y arterioesclerosis…

Aunque es una enfermedad crónica, el hipotiroidismo es controlable con medicación de por vida. Se trata de un tratamiento permanente que deberá ser controlado periódicamente por un médico, pero gracias a ello permitirá  a la persona con hipotiroidismo llevar una vida completamente normal

¿ Qué es el Hipertiroidismo ?

En el caso del hipertiroidismo, tal y como indica el prefijo hiper, significa que hay una excesiva función de la glándula que provoca también una hipersecrección hormonal.Se caracteriza por la elevación de los niveles de hormonas tiroideas en sangre, lo que produce una aceleración generalizada de las funciones del organismo.

La causa más común en la enfermedad de Graves Basedow, cuyo origen es autoinmune. Es el propio organismo el que genera anticuerpos que estimulan la glándula para que sintetice más hormonas tiroideas.
El signo más evidente es la aparición del bocio (tamaño aumentado de la tiroides) y los síntomas más habituales son la taquicardia, pérdida de peso, nerviosismo, temblores, insomnio y excesiva sudoración.

Las personas con hipertiroidismo puede notar nerviosismo, irritabilidad, sudoración, palpitaciones, temblor de manos, cambio en el apetito, pérdida de peso con buen apetito, ansiedad, dificultad para dormir, adelgazamiento, cabello fino y quebradizo, diarrea y debilidad muscular.

Normalmente, su tiroides libera la cantidad adecuada de hormonas, pero a veces se produce un exceso de la T-4. Esto puede ocurrir por un número de razones, incluyendo:

  • La enfermedad de Graves: un trastorno autoinmune en el que los anticuerpos producidos por el sistema inmunológico estimulan la tiroides a producir demasiada T-4, es la causa más común de hipertiroidismo.
  • Los nódulos tiroideos hiperfuncionantes (adenoma tóxico, el bocio multinodular tóxico o enfermedad de Plummer). Esta forma de hipertiroidismo ocurre cuando uno o más adenomas, parte de la glándula que tiene amurallada a el resto de las glándulas, de la tiroides producen demasiado la T-4.
  • La tiroiditis. A veces la glándula tiroides se puede inflamar por razones desconocidas. La inflamación puede causar que un exceso de hormona tiroidea almacenada en la glándula vaya al torrente sanguíneo. A veces la inflamación pueden ocurrir después del embarazo (tiroiditis posparto).

 

Nutrientes y alimentos que ayudan a la tiroides a funcionar mejor

Selenio

Activa la hormona tiroides para que pueda cumplir con sus tareas. Una buena opción para aumentar la cantidad de selenio es consumir nueces . Otras fuentes de este nutriente son las vísceras (hígado, por ejemplo) y los mariscos.

Es importante tener en cuenta que aunque se puede aumentar la cantidad de selenio, no debemos excedernos ya que el exceso de selenio también puede ocasionar problemas de tiroides.

Yodo

Desempeña un papel fundamental en la producción de hormonas tiroideas. Se aconseja ingerir no más de 150 microgramos por día (un miligramo tiene 1000 microgramos). Si se consume demasiado de este nutriente, ya que los desequilibrios se pueden agravar.  Las algas y la sal yodada son sus principales fuentes.

Calcio y Vitamina D

Uno de los efectos de los problemas de tiroides es el adelgazamiento de los huesos. Por eso se recomienda consumir más cantidad de calcio (no solo está presente en los lácteos, sino también en los vegetales de hoja, como la acelga o la espinaca) y de vitamina D.

Cinc

La dosis sugerida por día es de 10 mg. Este nutriente ayuda a los receptores de la glándula a nivel celular y fortalece la acción del ADN.

Soja fermentada

El tempeh y el miso pueden ser supresores de la hormona tiroides. La soja (en lo posible orgánica), puede ser más eficaz que cualquier tratamiento antitiroideo. Es importante saber que este alimento cuenta con ácido fítico y otros componentes que pueden perjudicar la absorción de nutrientes en el organismo, por lo tanto, es preciso consumir soja con cuidado.

Vegetales crucíferos

Tienen que estar crudos. Tanto las coles de bruselas, lacoliflor y el brócoli son alimentos bociogénicos que bloquean la absorción y la utilización del yodo, calmando la función tiroidea.
Sería conveniente aumentar el consumo de ciertos alimentos, tales como:

  • Por su alto contenido en yodo, las algas (arame, kombu, nori o palmaria).
  • Para aumentar la cantidad de vitamina A, zanahorias y huevos.
  • Por sus elevados valores de cinc, atún,espinacas, nueces, res y pollo.

 

En el caso de padecer hipotiroidismosería conveniente preciso evitar estos alimentos:

  • Comida procesada.
  • Grasas saturadas.
  • Harinas refinadas.
  • Pera.
  • Brócoli.
  • Calabaza.

 

Es necesario y fundamental realizar ejercicio para mejorar el estado de la sangre y al mismo tiempo deshacerse de las toxinas. Correr, saltar a la comba, montar en bici… lo importante es que sean ejercicios aeróbicos y cardiovasculares.

Para regular la función de la tiroides, sobre todo si dicha dolencia ha ocasionado grandes cambios de humor, depresión, tristeza… sería conveniente practicar alguna terapia de relajación, como puede ser el yoga, la meditación o el taichi.

Ante cualquier síntoma o sospecha de que puedan padecer tanto hipotiroidismo como hipertiroidismo, deberían acudir cuanto antes a su médico y realizarse los análisis correspondientes.

AUTOR: CFN COMPLEMENTOS FITONUTRICIONALES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s